Los massai llaman al Kilimanjaro "la Casa de Dios".

Los massai llaman al Kilimanjaro "la Casa de Dios".